Biograma

Enrique Omar Sobisch
(San Rafael, Mendoza, Argentina; 1929 – Madrid, España; 1989)
Pintor y dibujante argentino.

Vida

Enrique Sobisch en 1980Enrique Sobisch nació el 31 de diciembre de 1929, en la ciudad de San Rafael, Mendoza, Argentina. Se trasladó con su familia a la capital de esa provincia, donde estudió en la Academia Superior de Artes Plásticas de la Universidad Nacional de Cuyo y, simultáneamente, en la Escuela Provincial de Bellas Artes. En esta última, fueron sus maestros el grabador triestino Sergio Sergi, en dibujo y grabado, Ramón Gómez Cornet y Roberto Azzoni, en pintura, y Lorenzo Domínguez, en escultura.

Compartió sus estudios con los pintores mendocinos Orlando Pardo y Carlos Alonso. Asimismo, fue discípulo del prestigioso artista argentino Lino Eneas Spilimbergo. Fundó – junto con un grupo de jóvenes intelectuales – la revista literaria “Voces”, avalada por Ezequiel Martínez Estrada.

Ilustró el libro “El criador de gorilas”, de Roberto Arlt.

En 1958 se trasladó a Méjico, para perfeccionar sus estudios. En 1960 retornó a Mendoza – donde continuó una intensa actividad artística – y, posteriormente, en 1969, se instaló en Buenos Aires, donde continuó con su fecunda labor creativa.

En 1963 ilustró la portada del libro “El mar”, de Justo Pedro Franco.[cita requerida] Enrique Sobisch 2 En 1978 realizó en Buenos Aires una exposición de más de 100 obras en homenaje al eximio pintor ruso Marc Chagall, la que es agradecida personalmente por éste.

En 1979, se radicó definitivamente en Madrid, donde desarrolló su etapa artística más prolífica y madura. En esta ciudad, además, desarrolló una intensa actividad docente, en su propio taller, contribuyendo, de este modo, a formar nuevas generaciones de pintores; varios de ellos de gran prestigio.

Durante su estada en Madrid lo unió una estrecha relación con Antonio Di Benedetto y Ambrosio García Lao – padre éste último de la escritora Fernanda García Lao – quien a partir de ellos comprendió la exacta dimensión de su exilio. “Dawn” (1989)

Sobisch encabezó durante 40 años las vanguardias de la figuración, a través de un dibujo excepcional. Fue premiado en diversas oportunidades por su mérito artístico. Una de sus obras – “Mendoza.Contraluz” – integra la colección permanente del “Museo de Bellas Artes Emiliano Guiñazú-Casa de Fader”, de la provincia de Mendoza, donde se hallan las pinturas y murales más importantes del distinguido pintor Fernando Fader; y también de los más reconocidos pintores y escultores mendocinos, como Fidel de Lucía, Fidel Roig Matons, Roberto Azzoni, Svradco Ducmelic, Roberto Cascarini, Juan Scalco, Rafael Montemayor, Orlando Pardo, Eduardo Hoffmann, Egar Murillo, José Scacco, Antonio Sarelli, Alfredo Severino y Francisco Villodas, entre otros.

A lo largo de su fecunda vida, Sobisch tuvo un permanente y sincero compromiso político, que se exterioriza – entre múltiples ejemplos – en su participación en la exposición del Grupo Greda, denominada “La epopeya patagónica (1920-1922)”.

En justo reconocimiento a ese compromiso político, fue incluido – entre otros pintores argentinos – en las “I Jornadas por la Memoria, la Verdad y la Justicia”, realizadas en el Colegio Mayor Argentino de la ciudad de Madrid, en el Día Internacional de los Derechos Humanos, en diciembre de 2011.

Su vasta y magnífica obra mereció el elogio de numerosos críticos de arte, escritores, pintores y poetas; entre otros, de Raúl Chavarri (revista Diart, Madrid); Mariano Pagés y Manuel Andújar.

En la plenitud de su madurez técnica y lucidez creativa, luego de una prolífica vida dedicada al arte, la muerte sorprendió a Sobisch tempranamente – a los 59 años – en la ciudad de Madrid, el 12 de diciembre de 1989. Dejó tras de sí una una obra artística trascendente – pareja en calidad y valores – producto de su inagotable tesón.

En agosto de 1991, sus colegas y amigos organizaron en Galería de Arte Centoira, de Buenos Aires, una muestra homenaje, en la que participaron Carlos Alonso, Santiago Cogorno, Carlos De La Mota, Fabián Galdamez, Leopoldo Presas, Luis Scafati, Mariano Pagés, Julio Pagano, Alfredo Plank, Leonardo Simone, Pablo Obelar, María Jesús Martín y Pablo Sobisch, entre otros.

El 2 de agosto de 2006, se inauguró en el Museo Municipal de Arte Moderno de la ciudad de Mendoza, la muestra denominada “De Sobisch a Sobisch”, en la que se expusieron obras de Enrique Sobisch, juntamente con las de su hijo Pablo. Esa muestra fue comentada por los diarios mendocinos Los Andes y Uno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s